LA CAVA

Para la correcta conservación y crianza del vino son fundamentales condiciones estrictas que mantenemos en nuestra cava. La misma conserva una temperatura de 15 grados y su humedad se mantiene encima de 75%. En estas condiciones sólo es necesario paciencia y esperar que se logre la máxima expresión de la fruta en el vino.