Bodega Bouza

Un clásico casi olvidado que despierta nostalgia.

Un vino como este se elaboraba en la antigua granja Pesquera donde hoy funciona nuestra bodega. Su etiqueta se inspira en los gráficos de la época utilizados en la granja para comercializar la fruta. Sirva este vino de pequeño homenaje a Don Numa Pesquera, inmigrante trabajador y perfeccionista como muchos que llegaron en aquellos años.

Sobre la variedad…

En su libro Viticultura general adaptada al país (1909) el Profesor Teodoro Álvarez cita a la variedad americana Isabela (variedad de la especie Vitis labrusca conocida posteriormente como Frutilla), como una de las plantadas antes de la invasión filoxérica.

Sin embargo, luego de que en 1893 la filoxera fuera detectada en el país se tomaron diversas medidas, entre las cuales se encontró el permiso de introducción de material vegetal y de esta forma hasta 1903 comenzó una gran importación de variedades europeas, conjuntamente con las americanas resistentes a la filoxera.
Una de las variedades introducidas en este período es la Frutilla, la cual aumenta la superficie implantada en los siguientes años, llegando a un máximo en los años 1950-1960 para representar una proporción importante de nuestra superficie vitícola (70% de las 20.000 hectáreas de viñedos de esa época eran plantadas con Frutilla e híbridos productores directos).
En los últimos 20 años la superficie cultivada con esta variedad ha presentado un descenso continuado, representando actualmente aproximadamente el 1% de la producción de uva nacional.