logo
Bodega Bouza

Cno. de la Redención 7658 bis

(598) 2323 7491 // Tel.: (598) 2323 3872

Restaurant: (598) 2323 4030

bouza@bodegabouza.com // visitas@bodegabouza.com

Horarios

Lunes a sábados: 9:00 a 19:00 Hs

Visitas guiadas: 10:30 - 11:30 - 13:30 - 16:00 Hs

Estamos en:

Quince años de tradición en la presentación de nuestro Albariño.

Quince años de tradición en la presentación de nuestro Albariño.

Con la vendimia 2018, celebramos el 15° aniversario de elaboración de la variedad que nuestra familia introdujo en el país. Símbolo de nuestro ascendiente de Galicia, el Albariño se ha adaptado de manera espléndida en Uruguay, y actualmente goza de reconocimiento internacional.

Por esta razón, una vez más festejamos el sábado 4 de agosto, en el mes de su vendimia en España, el lanzamiento de nuestro Albariño del año 2018. Para la ocasión reunimos cerca de 240 invitados ofreciendo una comida con inspiración española en nuestro nuevo espacio: Bouza Vinos Garage, donde habitualmente recibimos a los visitantes, realizamos degustaciones y ofrecemos una variedad de tapas.

José Manuel Bouza, Gerente General, abrió la presentación agradeciendo a los presentes en nombre de su padre, y recordando que era muy pequeño cuando se inició la aventura de plantar Albariño, asumiendo un riesgo importante que a lo largo de estos quince años les ha dado enormes satisfacciones.

Nuestro asesor agronómico, Néstor Merino sintetizó el ciclo agronómico de la temporada 2017-2018, coronada con una excelente zafra. Un invierno con menos frío que lo habitual adelantó unos quince días el ciclo vegetativo, y la falta de precipitaciones en enero y febrero hicieron que en el momento de vendimia de los racimos se registrara una expectativa de alcohol mayor a la habitual, pero con acidez normal y pH óptimo. La vendimia se realizó entre el 10 y el 21 de febrero, con una recolección de entre 5.000 y 10.000 kilogramos por día.

Luego, nuestro enólogo Eduardo Boido brindó una detallada descripción del proceso de elaboración: “Vinificamos de dos formas el Albariño -a pesar de que después en la botella ustedes tienen un corte de esas dos vinificaciones-. Una de ellas es con prensado directo sin despalillar (30%), y la otra es con un proceso de despalillado, estrujado y maceración prefermentativa en frío a 8°C durante cinco horas (70%)”.

“En cualquiera de las dos vinificaciones se hace un desfangado normal a 10°C y se lleva a fermentación, y allí volvemos a separarlo, como todos los años una parte la fermentamos en barrica de roble francés (10%) y la mayoría en tanque (90%)”, agregó.

La crianza sobre lías fue de aproximadamente cuatro meses, y luego se procedió a ensamblar ambas vinificaciones y estabilizar de manera natural (sin clarificantes), por 10 días a 0-1°C. El 23 de julio se envasaron 30.133 botellas numeradas, de las cuales la número uno se sorteó entre los asistentes a nuestro evento.

Finalizó Cristina Santoro, nuestra Gerente Comercial, realizando una reseña de los logros en lo que lleva transcurrido este año, entre ellos y en primer término, la inauguración del Garage, “una buena oportunidad para conjugar las dos pasiones de la familia: los autos y el vino”.

Destacó además los elevados puntajes obtenidos por varios vinos en Guía Descorchados 2018 de Patricio Tapia y en la revista Wine Enthusiast de los EE.UU., la inclusión del Tannat B6 en el libro 101 Wines to try before you die (101 Vinos que debe probar antes de morir) de la periodista alemana Margaret Rand, y otras participaciones en Houston (EE.UU.), Londres (U.K.), Burdeos (Francia) y Brasilia (Brasil), así como nuevos mercados internacionales hacia los que se está exportando: Hong Kong, Taiwan, China, Argentina y Paraguay.

Sin dudas, la estrella de la noche fue el Albariño, que los presentes degustaron y bebieron acompañando los bocados que se presentaron a lo largo de la velada: pulpo a la gallega, pinchos de tortilla, mousse de salmón, jamón ibérico y pimientos de piquillo; y los que el público elogió particularmente: las empanaditas y quiches preparados con queso Tetilla Cadabás, un producto de elaboración familiar, a cargo de Don Juan Bouza.

A la hora de los postres, se sirvió bavarois de maracuyá, mousse de chocolate y hojaldrado de manzanas; y madeleines y variedad de panes para acompañar con mermeladas de frutas de estación.

La fiesta se prolongó durante más de tres horas, como un excelente patrón de medida de lo mucho que tanto anfitriones como invitados disfrutaron de este nuevo encuentro.